5 Tips y Consejos para Ser una Empresa Sostenible

Ser una Empresa Sostenible - Verde Agua
Ser una empresa sostenible, más que un reclamo publicitario, es un objetivo serio y muy ambicioso. Ya explicamos en un artículo los tipos de sostenibilidad que existen y quedó bastante claro que la sostenibilidad es un concepto amplio y complejo, a pesar de que normalmente se utilice muy a la ligera.

Una verdadera estrategia de sostenibilidad empresarial debe ser coherente y consistente. No obstante, ¡no nos asustemos! Muchas empresas han demostrado que implantar este tipo de planes es perfectamente compatible con obtener una alta rentabilidad.

En este artículo queremos contarte todo lo que necesitas saber para insertar la sostenibilidad en el ADN de tu empresa.

Índice

Características de una empresa sostenible

¿Qué significa que una empresa sea sostenible? Es verdad que la respuesta tiene mucho que ver con la responsabilidad ambiental y corporativa, pero no es lo mismo. Son conceptos diferentes e interrelacionados, pero la sostenibilidad va más allá.

¿Cuáles son los beneficios de una empresa sostenible? Pues lo cierto es que son muy numerosos. A veces cometemos el error de pensar que una empresa que aboga por la sostenibilidad, por ende, va a ser menos rentable. No hay que verlo, ni mucho que menos, como un voto de pobreza. Al fin y al cabo, somos empresas, y negar la búsqueda de la rentabilidad sería un absurdo.

gesg Perseguir la sostenibilidad tiene más que ver con repensar y cuidar nuestras prácticas más cotidianas.

¿Cómo ser una empresa sostenible? 5 Consejos Básicos

Infografia Empresa Sostenible

Vamos a darte 5 consejos prácticos para que sepas cómo hacer una empresa sostenible y sustentable.

1) Escoge bien a tus colaboradores

Seleccionar bien a los proveedores y otros colaboradores con los que vamos a trabajar es crucial. Que estos también tengan los valores de una empresa sostenible nos va a ayudar a conseguir coherencia y nos va a proporcionar mucha inspiración.

Existen redes como la Economía Social y Solidaria o la Economía del Bien Común que ya pretender ser una alternativa real y de gran escala.

Nosotras, por ejemplo, formamos parte de una red llamada ClicKoala que es un buscador de productos sostenibles certificados de confianza.

Colaborar con otros negocios locales también puede ser una opción muy válida para impulsar la economía de proximidad.

2) Gestiona tus recursos...

Si tu empresa fabrica y vende bienes, debes cuidar la calidad de tus materias primas: condiciones de producción, de transporte, gestión de los materiales al convertirse en residuos…

También es importante cerciorarse de que, en los procesos de producción previos, han sido garantizadas condiciones de trabajo digno. Si no es posible comprar los materiales en tu localidad, una opción es recurrir al comercio justo.

¿Qué tal si te planteas incorporar los principios del diseño sostenible en tu negocio?

Otro aspecto a tener en cuenta es que, aunque cuando hablamos de ‘recursos’ solemos pensar en materiales, no podemos dejar de lado los recursos energéticos. Si tu empresa es de servicios, también puedes gestionar tus recursos de manera sostenible ahorrando energía: apagar los equipos que no se estén utilizando, aprovechar la luz solar, hacer un uso responsable del aire acondicionado o la calefacción…

Otros recursos a gestionar son el packaging y los recursos humanos y monetarios. Recuerda que cuidar de tus trabajadores y no endeudarse en exceso también es sostenibilidad.

3) ... Y también tus residuos

Antes de todo, debes recordar que seguir la regla de las 7R es esencial porque, sin seguir el punto 2, hacerlo bien en este punto 3 va a ser complicado.

No nos cansaremos nunca de decirlo: ¡el mejor residuo es el que no se genera!

Si es inevitable generar basura en tu modelo de negocio, tendrás que poner esfuerzos en  aprender a gestionar los residuos adecuadamente. Ya sabes que, dependiendo de la naturaleza de tu empresa y el tipo de residuo que genere, deberás de seguir un protocolo diferente.

4) Haz educación ambiental

Formar a nuestros trabajadores para que integren los valores de una empresa sostenible en su comportamiento del día a día es un punto muy clave.

Si estás en proceso de implantar el teletrabajo, es probable que esto sea bastante más complicado, ya que no podemos meternos en sus vidas privadas. Sin embargo, sí que podemos organizar formaciones ambientales de vez en cuando que les sirvan para su desarrollo profesional pero también personal.

5) Haz un seguimiento de huella de carbono

Cada vez más tipos de organizaciones han empezado a hacer un registro de huella de carbono.

Lo que podéis hacer es escoger un año base, elegir una calculadora y hacerlo de una manera más amateur. En estos casos, lo más normal es empezar a medir la huella en un área en concreto, como pueden ser los viajes de empresa.

La idea sería recabar información sobre todos los viajes hechos en el año base (medio de transporte, km recorridos, etc.) y tratar de reducir las emisiones a partir de esa referencia. Algunas de las acciones a llevar a cabo serían compartir coche, elegir medios de transporte más limpios, aprovechar más los viajes o hacer formato online cuando desplazarse no sea imprescindible.

Otra opción es externalizar el cálculo de la huella de carbono y contar con una consultora ambiental como la nuestra para hacerlo.

Tips extra para empresas sostenibles

Por si acaso nuestros consejos te han sabido a poco, te regalamos estos últimos 5 tips para que podáis ir avanzando en vuestro camino hacia la empresa sostenible.

  • Menos flyers y más Internet. Si tenéis que anunciar algo, aprovechad el potencial de las redes sociales. Tendrá más impacto y enviaréis menos residuos al planeta. Eso sí, seamos conscientes también del gasto energético que hacemos.
  • Consigue un certificado de empresa sostenible. Tener una certificación será lo que marcará la diferencia para que tus clientes sepan que vas en serio y lo tuyo no es greenwashing.
  • Utiliza botellas de vidrio y agua del grifo. Muchas veces, un gesto tan sencillo puede ahorrar grandes costes ambientales y monetarios.
  • Elimina el ‘un solo uso’ en general. Esto lo puedes aplicar pasándote al packaging sostenible o adquiriendo envases compostables para tus eventos de empresa.
  • Usa el sentido común. No es tan difícil: no endeudes a tu empresa ni al planeta y todo irá viento en popa.
Esperamos haberte ayudado a interiorizar los fundamentos de la empresa responsable y sostenible y haberte inspirado para seguir avanzando. ¿Qué tal si desarrollas un plan de sostenibilidad adaptado a tu empresa? Si necesitas ayuda, ya sabes dónde estamos.
qué es el greenwashing

¿Qué es el greenwashing?

¿Conocías el término greenwashing y cómo lo utilizan las empresas? En este artículo podrás entender más en profundidad cómo identificarlo.

Read More »
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando estás aceptando nuestra Política de Cookies    Más información
Privacidad